Hipertermia

Copyright © All Rights Reserved

Hipertermia.

 

Hipertermia

La base de funcionamiento de los equipos de hipertermia tiene su origen en la aplicación de una corriente de alta frecuencia a través de un sistema de transferencia capacitiva, el cual entre otros importantes cambios biológicos produce los siguientes efectos:

  • Incremento notable del riego sanguíneo.
  • Incremento de la temperatura interna en varios grados, repartidos de forma homogénea.
  • Incremento de la tensión de oxígeno en la sangre.
  • Estimulación de las defensas naturales del organismo al incidir sobre puntos básicos de acupuntura.
  • Disminución de la tensión del ácido carbónico.
  • Aumento local de los líquidos circulantes.

Todo ello se traduce en excelentes resultados, tanto terapeúticos como en el campo de la estética.

Entre sus aplicaciones terapeúticas se puede destacar su indicación en:

  • Contracturas musculares,
  • lumbalgias,
  • tortícolis,
  • atrapamientos ciáticos,
  • reumatismos,
  • artrosis,
  • dolores articulares,
  • procesos inflamatorios,
  • neuralgias,
  • etc.

En el campo estético se recomienda especialmente su aplicación en:

  • Acné,
  • bolsas de los ojos,
  • celulitis,
  • cicatrices,
  • doble mentón,
  • estrías,
  • flacidez y arrugas,
  • psoriasis,
  • reafirmación de senos,
  • alopecia,
  • etc.